Abejas/colmenas forman uno de los dúos más beneficiosos en cuanto a la salud se refiere. La miel, la jalea real y el polen son ricos en vitaminas siendo imprescindibles si se quiere gozar de una buena salud por la cantidad de propiedades que poseen. Las abejas nos ayudan con estas sustancias que obtienen y que tan buenos resultados nos dan.

 

Miel:

Entre la variedad de cualidades destaca por ser un poderoso cicatrizante y antiinflamatorio además de ser una fuente de energía para aquel que la consuma. Como inconveniente más importante quizá sea que un consumo excesivo podría llegar a engordar por su contenido en azucares.

 

Jalea Real:

La jalea es la comida que la abejas dan a sus larvas principalmente. Muy beneficiosa para la salud, aumenta el sistema inmunitario y es excepcional para combatir infecciones o incluso para prevenir tenerlas. Al igual que con la miel, gran poder energético aunque en este caso quizá sea mayor, ideal para estados de cansancio. Suele consumirse en ampolla antes del desayuno, 1 al día es suficiente.

 

Polen:

Muy utilizado entre deportistas, es el suplemento natural más importante ya que contiene multitud de vitaminas (A,C…) además de Hierro y otros elementos que en definitiva son muy importantes para personas que quieren ganar musculo junto a su ejercicio. También es una solución idónea para aumentar el sistema inmunitario o mejorar la fatiga ya que al igual de las dos anteriores nos aportará un chute de energía. Las bolitas de polen deben consumirse cada mañana antes de desayunar, en ayunas para que su efecto sea el máximo posible. Hay que tomarlo por dos semanas seguidas y después descansar al menos 8 días debido a que es un compuesto un tanto “fuerte” de ahí a que se noten tanto sus efectos. Mi recomendación es echar en un vaso de agua una cucharada sopera de bolitas y dejarla reposar toda la noche para que dichas bolas se ablanden y se concentre toda su propiedad en el agua. Al dia siguiente entes de beberlo remover el agua con la cuchara en circulo hasta que quede un color consistente. A continuación lo bebernos y voilá.

 

Experiencia Personal:

De las tres, el polen es el que más notaba su efecto energético seguramente porque sea el que más aporte en este sentido. Personas que sean hiperactivas no deberían tomarlo demasiado porque me notaba un poco alterado al cabo de unos días tomándolo pero reconozco que me sentía con ganas de comerme el mundo. Como siempre digo, cada persona somo un mundo y al menos a mi me ocurrió de esta forma. Quizá su sabor es un tanto extraño en comparación a la miel o jalea más agradable de consumir.
Estas variedades contienen azúcar puesto que si eres diabético o tienes algún problema con el azúcar debes consultar a tu medico el consumo de estas tres sustancias además de tener cuidado si tenemos alergias del tipo planta especialmente… Intentar consumir dichas sustancias de forma ecológica de herbolario ya que las que se encuentran en supermercados tienen mucho más azucares que los presentes originalmente cosa que facilitará también el poder engordar de forma poco saludable. La miel de León es una de las más conocidas en toda España. Aunque no hay estudios que realmente lo confirmen, desde mi punto de vista las embarazadas no deberían consumir nada de lo que hablo en este post.

 

 

Apuntes:

¿Quién no ha tomado miel con leche caliente para el resfriado? Uno de los trucos de nuestras abuelas, sin duda, razón tenían. Que a gustito se quedaba uno al tomarlo antes de dormir.. y que bien se dormía con ello!. Ya solo con el olor nos sentíamos mejor. La miel también se usa como laxante, va bien contra el estreñimiento. Por último, tanto la miel como al jalea y el polen tienen propiedades afrodisiacas, nos sentiremos más animados si lo consumimos de manera habitual jeje… doy fe de ello.

 

¿Os gusta lo que nos dan nuestras amigas las abejas?

 

Pin It on Pinterest