¿Qué es la Henna?

A una determinada edad las temidas canas hacen acto de presencia, aunque también es posible que por factores genéticos aparezcan mucho antes. Hay un producto natural que va muy bien para ello: Henna. Este compuesto tiene varios tonos de color (aunque no tantos como los tintes) y no es muy difícil de aplicar. De origen hindú también sirve para tatuarse sin pinchazos de por medio…

Preparación:

Debemos hervir agua y en un cuenco (no de metal para alterar colores) echar el agua caliente destinado para ello. Añadir Henna en polvo (aún más sencillo para preparar) 2 cucharadas soperas del producto (cuchara de madera por lo mismo que el cuenco, para no alterar color). A continuación removemos unos minutos hasta que quede una masa consistente en el cuenco. Para que surta efecto hay que dejar reposar la mezcla un par de horas, tapamos el cuenco con papel film.

Cómo Aplicar:

Si no quieres mancharte en exceso, aplicar vaselina por frente, orejas, cara. Tener el pelo seco. Con un pincel podemos ir cubriendo las canas y dejamos actuar unas 3 h. Después de dicho tiempo, utilizamos un champú con acondicionador para aclararnos bien el cabello.

Beneficios:

La Henna nos cubre las canas por un buen tiempo, hasta unos meses (máximo 4). Es más saludable puesto que lo pueden utilizar embarazadas también al no llevar los químicos de los tintes clásicos. Da una apariencia de bienestar con brillo en el cabello.

Inconvenientes:

La desventaja principal es que no puede utilizarse si hemos utilizado tintes de siempre hasta que al menos pasen unos 3 meses sin utilizarlos.

Apunte:

Mancha muchísimo, utilizar toallas viejas o desechables en todo el proceso!

Por tanto la Henna es una alternativa saludable y natural menos dañina para nuestro cabello y duradera. Una mezcla perfecta para eliminar esas canas que tan poco nos gustan. Mi madre desde que lo descubrió es lo que utilza para esos pelitos y gracias a ella lo descubri.

¿Lo habéis probado?

 

Pin It on Pinterest