En los últimos años han repuntado las enfermedades de transmisión sexual como sífilis, gonorrea, clamidia y VIH… Muchos jóvenes abandonan el hábito del condón al existir la pastilla del día después para evitar embarazos no deseados. El problema es que podemos librarnos de un embarazo pero contagiarnos de alguna enfermedad, cosa que desde luego es mucho peor. La falsa creencia sobre el condón en cuanto a sensación ya no es muy creíble puesto que hoy en día los preservativos han evolucionado bastante ofreciéndonos un producto más delgado pero a la vez seguro, por lo que las relaciones no distan mucho al no llevar nada. Por si esto no fuera poco, el poliuretano, nos ofrece aún mayor sensación al notar el calor intimo además de ser un material más fuerte en cuanto al miedo de rotura. Mayor seguridad. Sin olvidar que si tenemos alergia al látex, debemos utilizar condones de material “poli” para resolver dicho problema. Es importante que los jóvenes vuelvan a cogerle el miedo a las ETS puesto que es la salud de uno lo que está en juego. Látex o Poliuretano, más finos para sentir más o más anchos con extra de seguridad para relaciones de alto riesgo. Hay muchísimas variedades de condones hoy en día, tanto si es para una vez ocasional o si es para intimar con nuestra novia. Nunca hay que olvidar tampoco el preservativo si vamos a hacer algo de forma oral, el herpes puede atacar con facilidad de esa manera aunque es la infección más leve quizá de todas las que nos pudiera tocar. La prevención es fundamental para no lamentar. Lo importante es que lo utilices.

Hazlo por tu pareja y por ti, hazlo por la SE-GU-RI-DAD

 

Pin It on Pinterest